Para los inversores y… pongamos que para los que no lo son.

20 10 2008

• La ‘bolsa’ para invertir en el malta está obteniendo un rendimiento mucho mayor que el Dow Jones o el Ibex

• Los inversores han visto subir un 26% el valor de sus botellas

En un año, los valores en las bolsas europeas han descendido un 49%, según los índices oficiales. “No es muy difícil hacerlo peor que la bolsa”, reconoce Michel Kappen. Aun así, no le ha faltado tiempo ni oportunidad de sacar un comunicado explicando que su World Whisky Index (el Índice Mundial de Whisky), a punto de cumplir un año de existencia, ha reportado una media de beneficios a sus inversores de un 26,2%. En otras palabras, según este exagente bursátil holandés de 39 años, “es más seguro invertir en whisky que en acciones. Y si, desafortunadamente, te baja el valor de la botella, aún te queda el consuelo de poder beberla”.

Un traguito?

Un traguito?

¿Invertir en whisky? Kappen dirige desde hace siete años una empresa, The Whisky Talker, que ayuda a los nteresados en invertir su dinero en botellas y barriles de whisky. Tanto creció el interés, que decidió abrir en noviembre del año pasado en internet el World Whisky Index (WWI), donde se pueden comprar y vender botellas. En esos 11 meses se han hecho negocios por más de 2 millones de euros, con ese incremento medio del 26,2% de los precios. Pero en el WWI no se invierte en un whisky cualquiera, sino solo el Single Malt escocés, el procedente de una sola cebada malteada. Y de este tipo, producido en decenas de destilerías escocesas, añade, “solo entre el 5 y el 15% es interesante para invertir”.

Difíciles de conseguir
Quiere decir que nadie va en colocar en esta bolsa atípica un Glennfiddich de 12 años porque de este hay millones de botellas en el mundo. Lo que interesa a inversores y compradores es el whisky más especial, las marcas y añadas de las que se han producido menos botellas, por ejemplo, y que ahora son difíciles de conseguir. Las destilerías no pueden atender a la creciente demanda (sobre todo de nuevos mercados como Rusia, China y Japón), sencillamente porque este whisky debe permanecer un mínimo de 10 años en barriles de roble antes de ser embotellado. Y los más solicitados son los que tienen más de 15 o 20 años.

Esta podria ser una cartera de acciones de un broker cualquiera

Esta podría ser una cartera de acciones de un broker cualquiera

Además, explica Kappen, “algunas de las destilerías tuvieron que cerrar en los años 70 por culpa de una crisis en Escocia. Todavía hay botellas suyas en el mercado, pero son cada vez menos, y por eso más caras”. Son el tipo de botellas que se venden también a través del portal de eBay, aunque el holandés asegura que su invento es más seguro: dice que suele haber bastante falsificaciones –whisky barato en botellas de marcas caras– y que en el WWI los vendedores deben entregar sus botellas para verificar su autenticidad y éstas quedan en un almacén. Actualmente, Michel Kappen vigila unas 4.500 botellas en un búnker seguro en Lisse, un pueblo cerca del aeropuerto de Amsterdam.

Bowmore, el más popular
La más cara, en estos momentos, es un Bowmore de 1957 que se ofrece por 1.950 euros. Es la destilería estrella, parece, porque otra botella suya, un Islay de 30 años, es la que más ha subido en precio, un 136,8%. Que no quiere decir que no haya marcas que no bajen, ya que botellas de Glengoyne y Convalmore descendieron un 22% y 27%, respectivamente.

El WWI se aprovecha de que hay un interés creciente por el whisky de calidad en todo el mundo, incluida España. Hay gente que está dispuesta a pagar cientos de euros por una sola botella, cuyo valor ha ido aumentando con el tiempo. El propio Kappen tenía un Black Bowmore de 1964 que compró en 1995 por 150 euros y que el año pasado ya podía vender por 2.450. Un Macallen de 1948 se vendió por 4.800 euros. Y en una subasta en Inglaterra, alguien llegó a pagar 25.877 libras (33.278 euros) por un Dalmore de Whyte and Mackays de 62 años.
Algo similar pasará pronto con whiskys destilados en los años 70, que empezarán a escasear mientras que la demanda seguirá creciendo. Consecuencia lógica: los precios continuarán al alza.

Fuente: El Periódico de Catalunya. Por: EDWIN WINKELS

A modo de reflexión: A nosotros no se si nos saldría rentable una inversión de este tipo… seguro que nos la bebíamos rápido.

 

 

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: